En los talleres Dior, la cuna del bolso Le 30, los hombres y las mujeres de la Casa Dior se caracterizan por su pasión por el detalle y la búsqueda de la perfección. Ellos y ellas aplican todos sus conocimientos en una sucesión de gestos minuciosos: selección de la mejor piel de cordero plena flor, realización de los cortes, dedicación de gran cantidad de tiempo… todo el espíritu del bolso Le 30.

bolso dior

30 piezas cosidas mano

El bolso Le 30 debe su nombre a las 30 piezas cosidas a mano que lo forman. Como en el caso de un vestido de alta costura, cada detalle ha sido concebido y trabajado con esmero, cada pieza se ha ensamblado con paciencia. El refinamiento definitivo: la piel lleva pespuntes realizados de forma artesanal para dotar al Le 30 de una delicada redecilla acolchada. Esta redecilla es una elegante trama que reproduce el famoso motivo « Cannage », uno de los códigos distintivos de la Casa Dior.